Rolls-Royce anunció el miércoles la salida de su jefe de diseño Giles Taylor.

En un comunicado, el fabricante de automóviles dijo que Taylor había dejado Rolls-Royce y la empresa matriz BMW Group para buscar “intereses comerciales alternativos”.

Aún no se ha nombrado un sucesor.

Taylor tomó las riendas del diseño de Rolls-Royce en 2012, reemplazando a Ian Cameron, quien marcó el tema de diseño actual de la marca británica con el Phantom de séptima generación lanzado en 2003.

Durante su mandato en Rolls-Royce, Taylor escribió algunas verdaderas obras maestras, como el convertible Dawn y el SUV Cullinan recién presentado, además de expandir los servicios del departamento de personalización de Rolls-Royce Bespoke para permitir pedidos de modelos únicos.

Taylor también recibió en 2016 la tarea de visualizar el Rolls-Royce de los próximos 100 años, cuyo resultado fue el concepto 103EX, un cupé impresionante que presumía de energía eléctrica, capacidad de conducción autónoma y un asistente virtual rebosante de encanto británico.

Antes de unirse a Rolls-Royce, Taylor se desempeñó como diseñador en Jaguar.